Escapes y silenciadores para motos

Tienda online escapes para motos

No hay nada mas excitante que el sonido de una motocicleta en la ruta!

Los escapes para motos son dispositivos fundamentales para el funcionamiento de un motor de combustión interna. Su función es evacuar  los gases que se producen en la combustión, contribuyendo también a reducir la temperatura de los humos y a retener algunas partículas contaminantes. También amortiguan el ruido y mejoran el rendimiento del motor.

Las partes principales de los escapes para moto

Están formados por un colector de escape, que se sitúa a la salida de los cilindros del motor. Cuentan con un dispositivo de evacuación y un silenciador.

En el silenciador es donde vas a encontrar una de las mayores diferencias entre los escapes para moto homologados y no homologados. En los primeros, los gases de combustión siguen un recorrido a través de una estructura, formada por tabiques antes de llegar al dispositivo de evacuación, y son más silenciosas.

En los escapes para moto no homologados, no existe esta estructura, sino que los gases pasan directamente al dispositivo de evacuación. La única amortiguación del sonido se producirá gracias a una capa absorbente interior de fibra de vidrio, que también vas a encontrar en los escapes para moto homologados.

Con estos sistemas, la potencia de la moto aumenta ligeramente, el motor emite más ruido y también su consumo es mayor. Todos los escapes para moto están recubiertos en su interior por un material absorbente y es aquí donde se sitúan los catalizadores que captan las partículas contaminantes.

Tipos de escapes para moto

Cuando miras las diferentes opciones que existen de escapes para motos, encuentras un gran número de posibilidades. 

Puedes fijarte en el material del tubo y, aquí, hay varias alternativas. Los escapes de aluminio, por ejemplo, son ligeros, muy resistentes a la corrosión y presentan siempre un aspecto brillante que los hace parecer nuevos durante mucho tiempo. 

También puedes encontrar escapes para moto de fibra de carbono, muy ligeros, con una gran capacidad para disipar el calor. Este material presenta un serio inconveniente, relacionado con su fragilidad, ya que puede romperse en el caso de un golpe.

Los escapes para moto de titanio, por su parte, que son los que mejores prestaciones ofrecen. Se trata de un material ligero y muy resistente, aunque también es muy caro.

En resumen, pueden ser varios los motivos por los que quieras cambiar el tubo de escape. Normalmente, la razón es la reducción de peso y mejorar el sonido. También puede que busques mayor potencia del motor (aunque nunca se consigue un aumento significativo del rendimiento) o la estética del vehículo en general.